Header Ads




Keiko Fujimori cumple un año en prisión y aún no asume sus derrotas


Resultado de imagen de Keiko Fujimori en la carcel"Keiko Fujimori cumple este jueves un año en prisión preventiva, investigada por lavado de dinero, por supuestamente blanquear 1,2 millones de dólares en donaciones ilegales de campaña de la brasileña Odebrecht.

Desde la prisión de mujeres de Chorrillos, en el sur de Lima, Keiko Fujimori ha visto a su partido dividirse y perder apoyo popular, después de haber estado dos veces cerca de ganar la presidencia de Perú, en 2011 y 2016.

"Ha llegado el momento de volver a empezar", dijo Keiko Fujimori este martes, un día después de que su padre llamara a la familia a unirse para salvar al movimiento político que fundó hace tres décadas.

Su próximo reto son los comicios legislativos del 26 de enero, convocados por el presidente Martín Vizcarra tras suspender el Congreso hace un mes.

La derrota de 2016
Fue el fiscal José Domingo Pérez, quien puso a Keiko tras las rejas el 31 de octubre de 2018, a raíz del megaescándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, que salpicó también a cuatro expresidentes peruanos. Para evitar que interfiriera en las indagaciones de la fiscalía, Pérez pidió a la justicia que mandara a Keiko a prisión preventiva por 36 meses.

En septiembre, la Corte Suprema redujo el tiempo a 18 meses, por lo que Keiko Fujimori quedará libre el 30 de abril de 2020, o incluso antes si el Tribunal Constitucional acoge un recurso de amparo presentado por su hermana Sachi, lo que puede ser anunciado en cualquier momento.

Mayoría parlamentaria
Keiko, de 44 años, usó su mayoría parlamentaria para mantener contra las cuerdas a Kuczynski hasta forzarlo a renunciar en marzo de 2018. Sin embargo, no pudo acorralar a su sucesor, Martín Vizcarra, quien ha ganado un récord de popularidad al cerrar el Congreso y emprender una guerra contra la corrupción, uno de los males de Perú.

Un tema pendiente para Keiko es la reconciliación con su hermano Kenji, a quien hizo marginar del Congreso tras un escándalo en 2018.

La eventualidad de que Keiko vuelva al centro de la escena política una vez liberada no es imposible en Perú, donde antes lo han hecho otros políticos caídos en desgracia. Para el analista Fernando Rospigliosi, sin embargo, "será muy difícil que se recupere, por lo menos durante algunos años, después quizá (...) tal vez para las elecciones de 2026".

Fuente: DiarioCorreo.Pe

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.