Header Ads




Joaquín Ramírez y Keiko Fujimori ¿lideraron una organización criminal?


Nuevos hallazgos. En tres años de investigación, el fiscal Wilson Salazar y su equipo de lavado de activos ha encontrado millonarias y sospechosas transacciones comerciales que realizó Joaquín Ramírez, exsecretario de Fuerza Popular, su familia y colaboradores cercanos como la excandidata presidencial, Keiko Fujimori.

Los resultados de esta nueva indagación presentados por Cuarto Poder, ha dado una lista de investigados junto a Jaoquín Ramírez. En esta estarían Keiko Fujimori, Pier Figari Mendoza, asesor de confianza de la lideresa de Fuerza Popular, la madre y la esposa de Joaquín Ramírez, Luisa Gamarra Castañeda y Rosa Castañeda Cubas respectivamente, y las hijas de Fidel Rámirez, Nancy y Maribel.

Pero además en la investigación también figura el partido político Fuerza Popular y empresas ligadas a la familia Ramírez, entre ellas la Universidad Alas Peruanas.

Encabezarían organización
Según la fiscalía, esta organización criminal dedicada al lavado de activos está estructurada en tres grupos:

En el primer grupo, se encontraría como líder el padre de Joaquín Ramírez, Fidel Ramírez Prado, y lo siguen sus familiares más cercanos, su esposa Nancy Gallegos y sus hijas Nancy y Maribel.

En el segundo grupo estaría Joaquín Ramírez como líder y lo integraría su hermano Osías Ramírez, actual congresista por Fuerza Popular.

El tercer grupo lo encabezaría, según la Fiscalía, Keiko Fujimori Higuchi, y junto a ella, sus asesores Pier Figari y Jaime Yoshiyama Tanaka.

Inmuebles millonarios
Otras de las hipótesis que maneja la fiscalía es que la excandidata presidencial habría entregado 15 millones de dólares a Joaquín Ramírez para que sean invertidos en su cadena de grifos y dar la apariencia de legalidad. Sin embargo este dinero, obtenido de los aportes de la campaña de 2011, serían de origen ilícitos.

Según la fiscalía de lavado de activos parte de ese dinero fue invertido en la compra de dos millonarias propiedades, a través de empresas de Joaquín Ramírez. Una de ellas seria el llamado búnker político de Fuerza Popular.

En ese inmueble ubicado en Surco se conoce que se organizó la última campaña presidencial de Keiko Fujimori, incluso, allí se daban conferencias de prensa. Además en ese mismo lugar se realizaron reuniones de la bancada cuando Ramírez era congresista de la República.

El inmueble fue adquirido por Lima Ingeniería y Construcción, de propiedad de Joaquín Ramírez Gamarra. Y la operación se realizó por un millón 180 mil dólares el 24 de agosto de 2012. Por otra parte, esta empresa también estaría en la mira de la Fiscalía.

Sin embargo, la propiedad fue cedida por Joaquín Ramírez a Fuerza Popular, cinco meses después de su compra en enero de 2013.

Ramírez confirmó a la fiscalía cómo se hizo la compra del inmueble, pero además reveló que otro local ubicado en la avenida Arequipa había sido cedido al partido político de Fuerza Popular, en abril de 2014. Según el reportaje de Cuarto Poder, la fiscalía de lavado de activos habría concluido lo siguiente:

“Se tiene que la organización criminal habría destinado parte del patrimonio de su brazo comercial liderado por Joaquín Ramírez para beneficio, uso y disfrute de la organización política Fuerza Popular liderada por su presidenta e investigada Keiko Fujimori la que habría consentido su recepción a sabiendas que dichos inmuebles provenían de las empresas de su coinvestigado Joaquín Ramírez y de los actos ilícitos realizados a través de éstas.” (p. 625)

Sin embargo, la lideresa del fujimorismo, Keiko Fujimori ha declarado a la fiscalía que ella desconocía de quién era la casa de Bucaré y el inmueble de Miraflores.

Ramírez y Alas peruanas
En la investigación fiscal también figura una universidad privada, nada menos que Alas Peruanas. El anterior rector Fidel Ramírez, ya fallecido, su esposa, sus hijas y su sobrino Joaquín Ramírez habrían crearon 31 empresas para que sean proveedoras de dicha casa de estudios, se cita en el reportaje de Cuarto Poder.

Más de 361 millones de soles, entre los años 2002 y el 2017 fue lo que cobraron la familia Ramírez por todos los servicios que brindaron a la universidad.

Lo sorprendente es que la Fiscalía descubrió que la universidad Alas Peruanas le otorgó cinco préstamos a cinco empresas del exsecretario de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, por más de 8 millones de soles entre los años 2014 y 2015. Sin embargo, estos préstamos aún no estarían saldados, como lo aseguró a la fiscalía, Magaly Ramos Calle, contadora de las empresas de Ramírez. El documento fiscal, también señala que esta información había sido ocultada por los auditores externos, quienes analizaron las cuentas de la universidad.

Uno de ellos fue realizado a nombre de Habitaria Sac, empresa constructora de Joaquín Ramírez por 4 millones 295 mil soles en agosto de 2014. Los otros préstamos serian de un millón para las cuatro compañías de Ramírez.


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.