Header Ads




Abogada de Keiko Fujimori manipuló y asesoró a los falsos aportantes

Por: Ángel Páez

Cuando el empresario Celso Dextre Cuaresma recibió una citación del Equipo Especial del caso Lava Jato para que confirmara si había aportado US$ 59 mil a la campaña de Keiko Fujimori, entró en pánico. Así que buscó a la persona que le había entregado el dinero en efectivo y le pidió que lo depositara falsamente con su identidad a la cuenta del partido fujimorista: Jorge Yoshiyama Sasaki. Yoshiyama le dijo que hablara con su abogada Giulliana Loza Ávalos, actual defensora de la excandidata presidencial.

Consultada por La República, Loza confirmó que se reunió con el falso aportante Celso Dextre, pero afirmó que no se trató de un encuentro con fines de obstrucción a la justicia, como le atribuyen los fiscales del equipo especial (ver nota aparte). Las autoridades piensan que el testimonio de Celso Dextre confirma que la defensa de la excandidata presidencial sí conocía de la existencia de los falsos aportantes.

Como ha publicado este diario, Jorge Yoshiyama manifestó a las autoridades que cuando los falsos aportantes, como Celso Dextre, lo buscaron porque habían sido citados por los fiscales del equipo especial para que rindieran sus manifestaciones, este se comunicó con su tío, Jaime Yoshiyama, para que le diera instrucciones. Jaime Yoshiyama le había dado US$ 800 mil a su sobrino Jorge Yoshiyama para que los depositara a la cuenta de la campaña con los nombres de los falsos aportantes. Jaime Yoshiyama le pidió que hablara con la misma Keiko Fujimori y ella le recomendó contactarse con el Estudio Oré Guardia, que en ese momento asesoraba al partido fujimorista. Coincidentemente, Giulliana Loza, que había trabajado para dicho bufete, en ese momento era abogada de Jorge Yoshiyama.

“Busqué a Keiko Fujimori en su domicilio en Surco y le dije que estaban citando a personas que figuraban como aportantes simulados y que no podíamos dejarlos abandonados, ya que habían apoyado su campaña en 2011”, dijo Jorge Yoshiyama a los fiscales.

La reciente manifestación del falso aportante Celso Dextre Cuaresma corrobora lo dicho por Jorge Yoshiyama y otros testigos sobre el asesoramiento que recibieron de Giulliana Loza. La defensa de Keiko Fujimori rechaza que su candidatura acopiara falsos aportes, como también niega que Odebrecht le donó US$ 1 millón, por lo que considera que no existió lavado de activos.

Cita con la letrada
Los fiscales preguntaron al falso aportante Celso Dextre si conocía a Giulliana Loza, a lo que respondió:

“La conozco (desde ) el año 2016 porque fui a hacerle una consulta sobre un documento que me había llegado (citación fiscal), ya que figuro como aportante de la campaña 2011. Eso fue porque me lo pidió Jorge Yoshiyama Sasaki”, dijo Celso Dextre, quien confesó que los US$ 59 mil que depositó a su nombre era dinero que le había dado Jorge Yoshiyama: “Al poco tiempo me llegó el documento de la ONPE. (Me citaron para hacer) un descargo. Me llegó una citación (...), me comuniqué con Jorge (Yoshiyama) y me refirió que fuera donde la doctora Giulliana Loza Ávalos. Por lo que fui a su oficina a efectuar la consulta. Fui con mi primo Víctor Dextre Chirinos, que también había sido citado”.

“Ella (Giulliana Loza) me hizo pasar a una sala junto a mi primo y otra persona más de sexo femenino. Ella revisó el documento (la citación) y me dijo que podía hacer un escrito para posponer la declaración y que iba a revisar este caso”, explicó Celso Dextre: “Mi primo le consultó qué pasaría si al declarar variaban (de versión) y decían que no habían hecho los aportes”. Es decir, consultó las consecuencias de decir la verdad, esto es, de confesar que no habían aportado al partido fujimorista.

“En ese momento la otra persona que la acompañaba dijo que había casos de otras personas que habían hecho eso (decir la verdad), y como ya habían firmado un documento que habían hecho el aporte, les habían abierto una querella, lo cual me dejó frío”, relató Dextre. Significa que en la reunión le recomendaron a Celso Dextre y a su primo Víctor Dextre que no admitieran que son falsos aportantes.

“La abogada Loza reiteró que iba a enviar un escrito para postergar la citación y me pidió mi número celular, pero como nunca me llamó, ni recibí otra citación, sino hasta diciembre de 2017, que recibí otra citación de la Fiscalía, me comuniqué con Jorge Yoshiyama nuevamente. Y me volvió a decir que vaya donde la doctora Giulliana Loza. En esta ocasión también me recibió en otro ambiente, junto con dos jóvenes y le mostré el documento que me había llegado. La doctora Loza revisó, estuvo un momento y luego se retiró”, dijo Dextre.

“Me preguntaron cuánto eran mis ingresos, si tenía otros inmuebles, me dijeron que eran preguntas tipo que se habían hecho anteriormente. Después me retiré”, dijo Dextre. Las preguntas estaban destinadas a demostrar que Celso Dextre tenía suficiente dinero como para justificar el falso aporte de US$ 59 mil que Jorge Yoshiyama hizo a su nombre.

Celso Dextre y Víctor Dextre no fueron los únicos falsos aportantes que tuvieron reuniones con la ahora abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza. El mismo Jorge Yoshiyama declaró que le envió a otros más. Como el caso de Renato Castro Brea, quien, cuando le llegó la citación fiscal, buscó a Yoshiyama para que resolviera el asunto: “Motivo por el cual llamé a mi abogada Giulliana Loza Ávalos y le conté que Renato Castro era un aportante falso y no tenía cómo sustentar el aporte y que necesitaba que lo asesoren para responder adecuadamente. (...) Luego Giulliana (Loza) me contó que él (Castro) no tenía dinero para sustentar el aporte y ella le dijo que les pidiera a sus familiares un préstamo para sustentar su aporte, y que así armaron la versión. Yo hice el pago de los honorarios profesionales por ese testigo a la citada abogada (Giulliana Loza)”.

Fuente: LaRepublica.Pe

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.