Header Ads




Periodista Víctor Jara la tiene clara sobre 'militares en las calles'

Inverosímil, burda y sin ninguna planificación ni sustento resulta la propuesta del alcalde de Trujillo, Daniel Marcelo Jacinto, quien durante los últimas se paseó por la capital tratando de convencer a otros sobre su plan para tener a los militares en las calles.

Alan García y Alejandro Toledo ofrecieron lo mismo cuando estaban en campaña, pero no fueron locos para exponerse a semejante papa caliente. Simplemente fue una promesa de elecciones, y como muchas otras nunca la pusieron en marcha.

En el Perú no hay una experiencia exitosa de militares combatiendo la delincuencia, por el contrario, se trata de un plan peligroso y al mismo tiempo ridículo: un militar no reprime, no investiga ni está formado para diseñar estrategias contra la inseguridad; un militar solo recibe órdenes, actúa y dispara.

El alcalde de Trujillo está perdiendo tiempo valioso. Debería preocuparse por diseñar un plan integral −que no lo tiene ni lo ha pensado− para unir a todos los entes, autoridades y sociedad civil organizada en la lucha contra la delincuencia e inseguridad.

La delincuencia se combate con un plan de represión y otro de prevención. Este último pasa por hacer obras e impulsar la inversión, construir hospitales, colegios y poner en marcha programas para generar empleo y oportunidades para evitar que más jóvenes caigan en las garras de la delincuencia. Ello sin olvidar y reforzar el trabajo policial. Artículo de Víctor Jara Cabanillas

Fuente: LaIndustria.Pe

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.