Header Ads




Vargas LLosa asegura que sería una vergüenza otorgar asilo a Alan García

El premio Nobel de Literatura peruano, Mario Vargas Llosa, afirmó este sábado que sería una vergüenza que Uruguay conceda asilo al expresidente Alan García, quien solicitó este amparo al país sudamericano la semana pasada alegando persecución política.

En su columna Piedra de Toque del diario El País de España, el escritor señaló que el líder aprista y dos veces gobernante del Perú, optó por esta solicitud tras encontrarse cercado por la justicia "debido a supuestos malos manejos y coimas recibidas durante su segundo gobierno con motivo de la construcción del Metro de Lima", y no por estar siendo investigado "por sus ideas y actuaciones políticas".

En ese sentido, afirmó que una eventual concesión de asilo a García sería "como proporcionar una coartada de respetabilidad y victimismo" al exmandatario, en el caso de que sean verdaderas las acusaciones en su contra.

Vargas Llosa calificó como un pretexto grotesco la alegación de García a una persecución política para solicitar asilo, "porque en el Perú de hoy no hay un solo preso político y nadie es perseguido por sus ideas o filiación partidista".

El novelista sostuvo que el derecho de asilo es "la más respetable de las instituciones en un continente tan poco democrático como ha sido América Latina" que ha servido como una puerta de escape contra las dictaduras o regímenes autoritarios sufridos por países como el Perú.

Indicó que, por estar el Perú "precisamente" consciente de esos episodios, "no es justo ni aceptable que en un periodo como el actual, en el que, en contraste con aquella tradición, se vive un régimen de libertades y de respeto a la legalidad, el Uruguay conceda la condición de perseguido político a un dirigente a quien la justicia investiga como presunto ladrón".

Un "silenciosa revolución" en el Poder Judicial
El escritor también se refirió "a una silenciosa revolución" en el seno del Poder Judicial peruano a partir de "la aparición de un puñado de jueces y fiscales honestos y capaces" que se están enfrentando a "mandatarios y funcionarios deshonestos que aprovecharon sus cargos para delinquir y enriquecerse".

Mencionó la "colección" de los últimos cuatro presidentes sospechosos de corrupción (Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski), y se acusó de "haber promovido y votado por ellos creyéndolos honestos". Indicó que, aunque hasta ahora solo hay presunción de culpabilidad en esos casos, los indicios, "sobre todo en lo relativo a Toledo y García, son tan evidentes que resulta muy difícil creer en su inocencia".
Fuente: RPP.PE

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.